Mantenimiento de elevadores de vehículos

- Jun 25, 2018-

Mantenimiento para elevadores de vehículos


Las diversas operaciones de mantenimiento que se llevarán a cabo se describen a continuación. Un bajo costo de operación y una larga vida útil de la máquina dependen de la observación constante de las operaciones.

 

PRECAUCIÓN: Los tiempos de intervención enumerados se proporcionan a título informativo y se refieren a las condiciones de funcionamiento normales. Pueden cambiar según el tipo de servicio, el entorno (más o menos polvoriento), la frecuencia de uso, etc. En caso de condiciones más pesadas, se debe aumentar el servicio. Cuando llene o cambie el fluido hidráulico, use el mismo tipo de aceite usado anteriormente.

 

Operaciones de mantenimiento periódico


CADA SEMANA

Ø   Verifique la limpieza de las partes móviles

Ø   Verifique los dispositivos de seguridad como se describió anteriormente.

Ø   Verifique los niveles de fluido hidráulico de la siguiente manera

Ø   Si no se alcanza la altura de elevación máxima, verifique la posición del interruptor de límite, si está bien, revise el nivel de aceite, agregue aceite.

Ø   Rellene a través de la tapa de llenado con aceite hidráulico de viscosidad 32-45.

Ø   Controle la tensión de los pernos de la base (dynabolts)


CADA MES

Ø   Verifique el apriete del tornillo.

Ø   Verifique el sello del sistema hidráulico y apriete las uniones sueltas, si es necesario.

Ø   Verifique la condición de las mangueras hidráulicas. En caso de que estén desgastados, reemplácelos por mangueras nuevas del mismo tipo.

Ø   Compruebe el estado de engrase y desgaste de los pasadores, rodillos, arbustos de la estructura de los carros, así como los brazos y las extensiones correspondientes. Si es necesario, reemplace las piezas dañadas por piezas de repuesto originales.


CADA 200 HORAS EN EJECUCIÓN

Ø   Vacíe el tanque y verifique el estado del fluido hidráulico. Limpie el filtro de aceite. Si las asignaciones se llevan a cabo con cuidado, habrá una ventaja para el usuario que encontrará el equipo en perfectas condiciones cada vez que reinicie el trabajo.